Copenhague – París. Preparación.

Este año he cambiado la montaña por la carretera. Por primera vez, he hecho uno de mis viajes largos por asfalto. La idea era transitar por parte de Europa visitando las ciudades, pueblos y parajes que me interesaban, tratando de trazar una linea que discurriera por esas zonas, aprovechando al máximo.

20160906_121900_778x583

El resultado fue planear el siguiente recorrido: Copenhague, Odense, Kolding,  Askov, Flengsburg, Rendsburg, Hamburgo, Bremen, Amsterdam, Marken, Volendam, Alkmaar, Utrecht, Bunnick, Gouda, La Haya, Delft, Rotterdam, Zundert, Amberes, Brujas, Gante, Malinas, Bruselas y París. Finalmente pude pasar y parar en todos los sitios planeados, con excepción de La Haya, por el fuerte viento en contra y la amenaza de lluvia que me hicieron olvidarme de esa ciudad y girar a la izquierda para dirigirme a Deft y Rotterdam, y así todo fue mucho más fácil y seguro, aunque finalmente no llovio mucho.

La preparación física no era en esta ocasión determinante para sacar un buen rendimiento diario, ya que casi todo el recorrido sería por carriles bici, caminos y carreteras secundarias. Además, todo el trayecto ha discurrido en llano, sobre todo en la segunda parte del viaje.

20160904_102331_778x583

Toda la información la he sacado de internet. En su primera parte el recorrido se basa en un tracks de wikiloc que discurre sobre las eurovelos y rutas ciclistas locales, y la segunda parte el track lo confeccioné con RithWithGps, uniendo las ciudades y lugares que deseaba visitar.

El viaje se planteó de forma ultraligera y minimalista, con la excepción de que en esta ocasión llevé una tienda de campaña, por posible mal tiempo europeo. Me he evitado realizar los perfiles de la ruta, por razones avidentes.

He dormido algo así como un 60% en camping y un 40% en plena naturaleza. Esto último a veces no ha resultado fácil por la superpoblación humana de muchas zonas.

La bicicleta ha ido sencilla, como siempre, con sus componentes igual de sencillos, pero que me han dado unas buenas prestaciones en relación con el coste. La bici llevaba un portaequipajes mínimo de algo más de 300 gramos.. La relación de cambios ha sido de 2 platos (32 y 48 sin desviador) y 1 piñón (17), suficiente para la escasas elevaciones del camino. En realidad sólo he tenido que bajarme de la bici a cambiar de plato unas 10 veces en los 25 días de viaje; eso sí, he tirado en muchas ocasiones de levantarme en algunas subidas y tomar carrerilla.

El equipaje, más voluminoso y pesado que en otras ocasiones, alcanzó los 5 kilos, que fueron en un macuto que me fabriqué con mi vieja y resistente mochila de treking Altus de Boomerang que me acompaña desde hace 30 años por la montaña y últimamente también en bicicleta.. La tienda no me cupo y fue finalmente en el manillar cogida con cintas.

La alimentación se hizo sobre la marcha y procurando llevar lo mínimo posible, generalmente frutos secos, pasas, pan, relleno para el pan, galletas, chocolate… que es la relación peso/calorías más eficiente. Cualquier cosa comestible del camino casi siempremanzanas) serían para mi estómago … comida libre de peso. Para el agua llevé una botella de 1,5 litros y otra de 1 litro.

En cuanto a mecánica llevé, como siempre, las herramientas y repuestos básicos para solventar las averías más probables.

Salí desde Benalmádena en tren de cercanías hasta el aeropuerto de Málaga, y de ahí a Copenhague. La vuelta quedaría abierta y sería también en avión desde París o desde el lugar al que llegase (anterior o posterior a París).

20160824_133755_778x583

Bicicleta

Es mi Rockrider 5.2 de 2007, con cuadro de aluminio y todos los componentes que traía, con algunas excepciones: la horquilla que llevo es una Surly rígida de Cromoly; no llevo desviador de platos ni cambio de piñones (los platos son de 32 y 48); y un solo piñón de 17; cubiertas
mixtas delantera y trasera de 2.0; la rueda delantera original (Rígida de 26 estrecha y de 32 radios) y trasera es una de 36 radios; frenos V-Brake; los componentes de la transmisión son los corrientitos de Shinano de 8v; dos portabidones para albergar botellas de litro y medio; soporte de gps; y pedales tradicionales. Para el equipaje un portabultos pequeño atornillado a los frenos, muy ligero.

EQUIPAJE

Dormir

Tienda, saco de verano, saco-sábana, funda y vivac casero, todo muy ligero, parasol de coche, plástico fino de pintar de ferretería, varias piquetas de aluminio y titanio.

Aseo-salud

Betadine, protector labial, jabón, desodorante, esponja pequeña, papel higiénico, pasta y cepillo de dientes, tiritas, pastillas potabilizadoras.

Herramientas-repuestos

Aguja grande, hilo de coser, cuerda fina para coser, inflador, bridas de plástico, cable de cambio, 1 cámara, parches, cinta americana, navaja multiusos, patilla del desviador, extractor de cassette y radios, gomillas de pelo, otras gomas más anchas hechas con cámaras de bici, llaves allen, pinzas, tronchacadenas, llave pedales.

Ropa (excepto lo puesto)

Calcetines gordos para dormir, malla corta, 1 camiseta manga corta, 1 camisa ligera demanga corta, un pantalón largo de montaña, 3 polares, 1 pantalón polar, guantes largos finos, coleteros, chubasquero, toalla pequeña de microfibra

Llevo puesto

Calcetines, camiseta manga larga, malla larga, casco, zapatillas de running.

Accesorios

Bolsa de plástico, móvil y cargador, gps y pilas, dinero y documentaciónr, macuto, botellas para agua de 1,5 y 1 litro. Casco.

20160824_104712_360x480
El antes …
... y el después.
… y el después.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




*