Viaje Copenhague-París. Etapa 2: Copenhague-Odense

Día 25 de agosto y primer día de tránsito. Salgo temprano hacia el oeste por la ruta ciclista número 6.

Veo carriles bici asfaltados por todos lados y diviso paisajes y pueblos espléndidos: bonitos, ordenados, arreglados y limpios.

En esta zona de Zelandia todo parece hecho para la familia; parques y lugares con mesas, columpios, camas elásticas y artefactos similares.

Lugar de almuerzo con un sol de Andalucía.

El viaje va tranquilo aunque avanzo mucho; la temperatura es algo calurosa mientras atravieso la isla y a primera hora de la tarde me dispongo a tomar el tren en Slagelse para cruzar por el puente a la isla de Fiona con destino Odense. Tras preguntar a otros alforjeros, sacamos todos los tickets para cruzar – unos para personas y otros para bicis – . El andén era un poco peligroso por la velocidad que llevaban los trenes en tránsito. Ya en el vagón se ponen a hablar en español y les digo que en algún momento pensé que eran españoles. Ellos también lo habían pensado, pero no nos lo habíamos preguntado y toda la conversación fue en inglés … parece de tontos jeje. Pasamos la estación de Kosor (última de la isla) y llegamos enseguida a Nyborg; ya en el aparcamiento nos despedimos.

Continuaba apretando el calor. Inmediatamente continúo por esta isla que resultó ser más rústica que a anterior, pero paisajísticamente preciosa.

Paso la ciudad de Odense y busco un camp site para el descanso nocturno merecido.

Pregunto a unas chicas que amablemente me indicaron el camino correcto y no el que marcaba el gps, ya que éste pretendía que invadiera una propiedad privada y vallada. Era un sitio aislado pero circundado por algunas granjas; estaba escondido pero tenía vistas; de poner una pega sería la cantidad de ortigas que resultaron difícil de evitar por la altura que alcanzaban esas “malas hierbas”. No es que aquello estuviera muy acondicionado; era una simple estaca que marcaba un lugar discreto para acampar … era lo único que necesitaba.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




*