Viaje Copenhague-París. Etapa 3: Odense-cerca de Hovslund Stationsby

Segundo día de travesía.

Reanudo el camino al alba, como casi todos los días. Justo al salir, coincido en un carril de tierra con unos niños que se dirigen al cole en bici con sus mochilitas a la espalda. Eran unos enanitos que iban solos por la inmensidad  del campo; no pude evitar pensar que en mi país eso no se suele ver, ni siquiera en zonas rurales. 

Klego a Middelfart y no puedo evitar hacer unas fotos de los dos puentes por los que se abandona la isla para entrar en Jutlandia, así como de unas casitas de pescadores al final del fiordo de Kolding.

Hacía el mismo calor o más que la jornada anterior y en Kolding decido seguir al Oeste para luego conectar con la ruta ciclista nº 5 – por no arriesgar decidí continuar con la seguridad de track -, aunque hubiera sido mejor rutear hacia abajo, más corto, y así haber visto Christiansfeld. Me lo impidió el miedo a perder carril bici; después ya averigüé que en Dinamarca es difícil que falte una vía ciclista junto a la carretera; no obstante, con ese calor matador y la incertidumbre de la existencia de vía apropiada no tuve más remedio que continuar, hacer camino y avanzar lo máximo en este día que dediqué a eso, avanzar.

Atardeciendo, me dirijo a otro camp site que estaba muy bien, oculto y con parcela propia; la única pega eran los miles de mosquitos que a esa hora ya estaban acechando. Me quedaba tiempo y disfruté con los preparativos de acampada, higiene y cena mientras se iba el sol. Pensaba en lo agradable que es tener una tienda cuando hay mosquitos “asesinos”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




*