Viaje Copenhague-París. Etapa 6: Hamburgo-Hollendstedt

Amanece y desmonto rápidamente la tienda con el tiempo suficiente para no mojarme. Espero bajo una carpa durante una hora hasta que decido salir con algo de lluvia.

Transito entonces por paseos anchos junto al río Elba hasta Hamburgo, con una lluvia es fina que hacía que a veces iba seco, a veces mojado. Paso por antiguos pueblecitos de pescadores y ya en la ciudad paseo con la bici por las calles principales.

No veo la oficina de Turismo y pregunto a una chica junto al lago interior Alster. Era turista y amablemente me da su plano. Como junto al lago y descanso mientras veo la ciudad al otro lado.

Callejeo un buen rato por la ciudad y en particular por la zona de  Reeperbah, donde visito la zona de los locales de ambiente nocturno y musical de gran tradición donde, entre otros, tocaban The Beatles.

Meriendo un bollo de queso sequísimo pero me lo acabo por hambre y porque era la hora de partir, ya que esta ciudad no era de las previstas para pernoctar.

Como todo lo alemán, fuerte.

Salgo de Hamburgo por una zona muy industrial, con puentes de hierro antiguos.

La cadena de la bici ya necesitaba un engrase y finalmente encuentro sardinas en aceite en Lidl, donde fui expresamente al no haber visto este producto hasta ese momento.

Después de aprovisionarme, reponer fierzas y engrasar la cadena con el aceite de las sardinas, me dirijo a un camping que me indicó el gps y resultó ser  privado … ¡ayyyy tecnología!  En los días siguientes descubriría que había un modo mejor de buscar un camping que el que conocía, y ese método fue muchísimo más fiable.

Continúo ahora con algo de prisa y al poco encuentro un bosque para ocultarme, aunque dormiría mal por el ruido de una autovía cercana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




*